Lucirio Antonio Garrido sorprendió se apuntó el oro en los 800 planos.

 

Ricardo Gómez Chirinos-Cochabamba-Bolivia- En la jornada final del atletismo que se cumplió en el estadio Municipal de esta agradable localidad del altiplano, el joven, Lucirio Antonio Garrido dio una sorpresa al imponerse en la final de los 800 metros planos.

Garrido en una carrera que planteó de forma muy inteligente, en la cual la pudo leer de muy buena forma al mantenerse en el lote a pocos metros de los punteros y cuando se vinieron los últimos 180 metros de la finalización de la prueba, remató con todo, con mucha fuerza en sus piernas para acreditarse una clara victoria ante sus compañeros en el podio, el colombiano, Jelssin Robledo y el argentino, Leandro Paris, quien se había coronado en el Suramericano adulto de Paraguay en 2017.

El criollo dejó un crono de 1.51.15 minutos, Robledo agenció 1.51.50 y Paris, dejó tiempo de 1.51.94.

Garrido, hijo del inmortal del atletismo venezolano del mismo nombre aseguró en la zona mixta que su victoria se la debe a una gran preparación: “Primero agradecer a Dios, por haberme permitido haber representado a mi país en este evento, la base de altura que hicimos, los consejos de mi papá, fueron muy importantes, estamos trabajando muy fuerte en los últimos meses, estoy seguro que mi papá que es mi entrenador, estará muy orgulloso de mi triunfo acá en Bolivia”.

El ganador de la sexta y última medalla del atletismo en Cocha 2018, cree firmemente que puede hacer mejores cronos: “Este triunfo que no estaba en los planes en los pronósticos oficiales, me da una confianza tremenda y estoy seguro que en los venideros Juegos Centroamericanos y Caribe, voy a estar luchando por un lugar en el podio”.

Igualmente en la jornada final de estos Juegos, el relevo criollo  del 4 x 400 desperdició una bonita oportunidad de llevarse la victoria, cuando Freddy Mezones, nuestro tercer hombre se enredó en la última entrega del testigo a las manos del rematador de la prueba, Kelvis Padrino, que estuvo a punto de perderlo, para que se perdiera la ventaja que se mantenía en la prueba, cuando Mezones estaba por culminar su tramo.

En definitiva, Venezuela en la posta larga fue segunda, con un equipo que integraron: José Meléndez, Alberto Aguilar, Freddy Mezones y Kelvis Padrino. Colombia ganó el oro con un crono de 3.04.78 minutos, Venezuela los escoltó con 3.05.75 y Chile completó el podio con 3.11.58.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here